Evaluación y Acreditación

.: Ver listado de Evaluadores :.

firefox-gray

Si bien acreditación y evaluación son nociones que guardan estrecha relación, en realidad se refieren a aspectos diferentes de ciertos procesos, de ahí que sean nociones complementarias. Para el OA de Humanidades, seguiremos las estipulaciones propuestas por ANUIES (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior) y por la Comisión Nacional para la Evaluación de la Educación Superior (CONAEVA), que señalan que la evaluación es un proceso continuo, integral y participativo que permite identificar una problemática, analizarla y explicarla mediante información relevante. Como resultado, proporciona juicios de valor que sustentan la consecuente toma de decisiones. Con la evaluación se busca el mejoramiento de lo que se evalúa y se tiende a la acción. Por otra parte, indican que la acreditación es un procedimiento cuyo objetivo es confrontar el grado de acercamiento del objeto analizado con un conjunto de normas convencionalmente definidas por especialistas y órganos colegiados de reconocido prestigio académico, por ello, conduce necesariamente al reconocimiento público de que una institución o un programa educativo satisface determinados criterios de calidad y es, bajo estas normas, confiable.

Además, el propósito de un OA para las humanidades, expresado arriba en términos generales, coincide con la observación de Carlos Pallán Figueroa respecto de que la evaluación y la acreditación no son fines en sí mismos, sino medios para promover el mejoramiento de la educación superior. Los procedimientos que suelen implementarse para alcanzar el fin contemplado por tal medio son: procesos de mejoramiento de la calidad, generación de información para la toma de decisiones, garantía pública de la calidad de las instituciones y los programas, o garantía de la equivalencia de los títulos y grados entre instituciones de uno o más países, mediante estándares compartidos de desempeño académico. La evaluación precede a la acreditación en la medida en que la primera aporta los elementos de juicio sobre las características y cualidades de los sujetos e instituciones, con los que pretende determinar el grado de calidad con el que cumplen sus funciones y tareas educativas. La difusión de los resultados de la evaluación contribuye a que los diversos sectores interesados en la educación, adquieran un criterio sobre la calidad de tales desempeños y programas. De esta manera, se conforma un conocimiento de las cualidades de las IES que se traduce en indicadores objetivos al alcance de los usuarios, gestores y/o promotores. En otras palabras, el proceso de evaluación da lugar a un proceso de acreditación que ayuda a tomar decisiones sobre diversos asuntos e intereses educativos.


La evaluación y la acreditación en el mundo contemporáneo

firefox-gray Las circunstancias actuales del entorno nacional e internacional, la apertura del mercado laboral de servicios profesionales, así como las nuevas condiciones internas de las IES, plantean la necesidad de flexibilizar, expandir, mejorar y hacer compatible el desarrollo de las instituciones del sistema de educación superior mexicano entre sí, con el de otras realidades, y con los requisitos necesarios para el reconocimiento internacional de estudios, títulos y grados. En el marco de tales necesidades, los procesos de acreditación deberán atender a dos requerimientos: en primer término, responder a las necesidades de nuestro sistema nacional de educación superior y, en segundo, fortalecer su reconocimiento internacional.

El establecimiento de un sistema de acreditación conduce a hacer un ejercicio prospectivo de los fines, atributos y niveles de calidad que deberá tener nuestro sistema educativo en el mundo contemporáneo; se requiere perfilar de manera colegiada, y con una amplia participación social, nuestro ideal educativo, con base en análisis históricos, sociales, económicos, políticos y culturales, que al mismo tiempo concuerden con el proyecto del país y con un mundo cada vez más abierto e interdependiente, en el que se combinan la cooperación y la competencia.

Seguir Leyendo...